Los Reyes Magos no podían faltar a su visita al Centro Hospitalario Padre Menni. Así, el día 5, y como viene siendo habitual, pasaron por las instalaciones, dejando regalos para todos los usuarios y participando en las actividades previstas por el personal.

La ilusión por la Navidad no falta en el Hospital y por ello todos los profesionales del centro se vuelcan en hacer más felices a los usuarios. No dudan en participar en todas las actividades programadas, ni tampoco en acompañar a aquellos pacientes que se sienten más solos en estas fechas. Comida, risas y alegría son los ingredientes más habituales en estas fechas en Padre Menni.