404 Not Found

Not Found

The requested URL was not found on this server.

Un nuevo esfuerzo para garantizar la salud de todos

19/11/2020

Desde finales de verano, constatamos un aumento de casos de la COVID-19 a nivel poblacional, confirmando la aparición de una segunda ola pandémica que, como se predecía, va a tener su punto álgido en los próximos meses coincidiendo con la llegada de la gripe.

Lamentablemente, el aumento de la incidencia hace que la dificultad para el rastreo de casos sea creciente y nos enfrentemos, de nuevo, a una situación de transmisión comunitaria con resultados impredecibles.

En previsión de las potenciales consecuencias, y con el conocimiento adquirido tras la primera ola, desde el Centro Hospitalario Padre Menni hemos optado, una vez más, por adelantarnos y apostar por acciones orientadas a atenuar, en la medida de lo posible, el impacto de la pandemia sobre nuestros pacientes y trabajadores.

 Hemos renovado el Plan de Contingencia de acuerdo con las directrices de la Consejería de Servicios Sociales e implementado las siguientes medidas: 

  • Apostar por el mantenimiento de una unidad especializada, creada en marzo de 2020 para afrontar el inicio de la pandemia, completamente medicalizada y dotada de todos los recursos necesarios para un aislamiento eficaz. Si bien esta unidad supone un continuo sobrecoste para nuestro centro, tanto en términos de personal, como de espacio y materiales, consideramos imprescindible asumir este esfuerzo económico, con el objetivo de repetir los buenos resultados obtenidos durante la primera ola de la pandemia.
  • Otro punto fundamental, es seguir contando con la figura de un Coordinador COVID-19 a nivel interno, especialista en Medicina de Familia y Comunitaria, que se encarga de la comunicación continua con las autoridades y centraliza las peticiones de pruebas diagnósticas, que vienen siendo realizadas de forma ágil por parte de la consejería. 
  • También hemos procedido al refuerzo de la plantilla médica y de enfermería, con nuevas incorporaciones.  
  • Paralelamente, y a petición de la Consejería de Sanidad, mantenemos otra zona de aislamiento, separada de las unidades de hospitalización, con habitaciones individuales para usuarios derivados por la Dirección General de Salud Pública, que no puedan realizar aislamiento domiciliario.
  • Hablamos con pacientes y familiares para solicitar su máxima colaboración, apelando a la responsabilidad individual para disminuir, en lo posible, las salidas del centro no supervisadas. Por nuestra parte, intentaremos esforzarnos todo lo posible en fomentar los contactos telemáticos y las visitas controladas. Entendemos perfectamente la repercusión que esta limitación tiene sobre la salud mental tanto de nuestros pacientes y sus allegados, como en sus relaciones sociales y familiares. Pero seguimos pensando que, en la actual situación, el riesgo de contactos comunitarios no supervisados supera los beneficios. Por ello, agradecemos vuestra comprensión hacia el mantenimiento de estas medidas, que siempre se llevarán a cabo atendiendo a las singularidades y necesidades de cada usuario.
  • Además, seguimos con la formación continua de nuestros trabajadores, personal en formación y estudiantes, haciendo especial hincapié en las medidas a adoptar, tanto dentro del centro como en el exterior, sabedores de que somos una posible vía de entrada del virus. 
  • Hemos puesto en marcha nuestra campaña de vacunación antigripal en pacientes y trabajadores, con el objetivo de mejorar las cifras de cobertura de años previos, lo cual reducirá riesgos y facilitará la asistencia sanitaria durante los próximos meses.

Prevención y control


Gracias a las medidas higiénicas preventivas y a los rastreos facilitados por parte de la Consejería de Sanidad ante contactos estrechos, o tras la reincorporación de vacaciones, desde septiembre solo hemos detectado 4 casos de contagio entre trabajadores.  De inmediato, hemos procedido a su aislamiento y estudio de contactos dentro del hospital y hemos activando las preceptivas medidas en cada unidad, sin que haya tenido repercusión alguna sobre nuestros pacientes hasta la fecha. Por suerte, no hemos tenido casos nuevos entre pacientes en los últimos meses.

Por último, renovamos la petición de colaboración a pacientes, familias y trabajadores, para afrontar este nuevo reto que, previsiblemente, tendrá un impacto menos agudo, pero más prolongado que la primera ola. 

Somos conscientes de que este esfuerzo se añade a la sobrecarga que venimos soportando desde el inicio de la enfermedad, pero también estamos convencidos de su necesidad y de que, con la ayuda de todos y todas, continuaremos velando por la salud integral de nuestros pacientes, que son y seguirán siendo nuestro principal centro de atención.