Alberto Aguado y Sergio Muñoz representarán a Santander en la Titan Desert, una prueba ciclista por etapas a través del desierto de Marruecos

12/04/2018

Los jóvenes santanderinos Alberto Aguado, trabajador del CH Padre Menni y Sergio Muñoz representarán a la ciudad en la prueba ciclista Titan Desert, una competición por etapas a través del desierto de Marruecos que se disputará entre el 29 de abril y el 4 de mayo.

En total, la pareja deberá completar 620 kilómetros divididos en seis jornadas en una prueba “de gran dificultad” y “aventura”, según destacó el concejal de Deportes, Juan Domínguez, en la rueda de prensa que ofrecieron el pasado 11 de abril para explicar los detalles de su participación en esta prueba. Junto a ellos estuvo también el gerente del Centro Hospitalario Padre Menni, Carlos Pajares, ya que dicho centro, en el que trabaja Alberto Aguado, es el principal patrocinador del equipo.

Los dos jóvenes santanderinos llevan un año preparándose para esta cita, en la que participarán alrededor de 600 deportistas de distintos países repartidos en diferentes categorías. Ellos competirán en la modalidad Ambassador, en la que están inscritas 24 parejas en representación de otras tantas ciudades. Saben que las condiciones serán duras, que hará bastante calor y que tendrán que competir frente a equipos con más medios y soporte material y humano, pero van decididos a disfrutar de la experiencia, pasarlo bien y hacerlo lo mejor posible, según ha explicado.

Entre las etapas más duras han señalado la primera de todas, la del 29 de abril, con salida y llegada en Boumalne Dades, en la que deberán recorrer 115 kilómetros salvando un desnivel acumulado de más de 2.600 metros.

Destacan también la segunda y tercera jornada de la prueba, la ‘maratón’, en la que deberán cargar con todos los equipos y dormir en el desierto sin posibilidad de recibir asistencia externa.

Así, los corredores tomarán la salida el día 30 de abril en Boumalne Dades y recorrerán 114 kilómetros hasta Alnif, llevando con ellos todo lo necesario para pasar la noche en el desierto y para realizar en su bicicleta los ajustes y reparaciones necesarios. Y el 1 de mayo continuarán el recorrido desde Alnif hasta Rissani, 122 kilómetros en total pero de menor dificultad. La cuarta etapa, el 2 de mayo, será cien por cien desértica, por un trazado que suma 95 kilómetros entre Rissani y Merzouga.

Y la quinta jornada, que se disputará el 3 de mayo, con salida y llegada en Merzouga y unos 94 kilómetros de distancia, será la prueba de ‘navegación’, en la que deberán llevarse por su propia orientación ayudados por el GPS, pero sin un recorrido marcado por la organización, que sólo les aportará las coordenadas de los cuatro puntos de control por los que deberán pasar y de las estaciones de avituallamiento.

Para terminar, la sexta y última etapa, correspondiente al 4 de mayo, suma 79 kilómetros entre Merzouga y Madriid, atravesando pistas arenosas, dos pasos de mucho desnivel, un tramo pedregoso y un cordón de dunas.

Los representantes santanderinos irán compartiendo su experiencia con fotos y vídeos a través del perfil de Facebook ‘Titan Desert Santander’ y al final colgarán también un vídeo resumen de su experiencia.